lunes, 22 de octubre de 2012

Tablets

Las tablets o tarjetas digitalizadoras son un instrumento reciente que, en muy poco tiempo, ha invadido gran cantidad de los hogares del mundo desarrollado.
Como todos sabéis, un tablet no es mas que un ordenador con unas características determinadas, pero un ordenador al fin y al cabo. Estas características que lo definen giran principalmente en torno a su diseño: una amplia y delgada pantalla táctil desde la cual ejerces todas las distintas actividades que te ofrece.
Antes de meternos en prestaciones, aplicaciones y características de las tablets tal y como las conocemos hoy en día, vamos a retroceder un poco a sus orígenes. La idea madre de la que surgió este tipo de ordenador fue la elaborada por el informático estadounidense Alan Kay con su creación del prototipo Dynabook, al que se podría considerar como "el padre" de los tablets. El objetivo era el de crear un ordenador que permitiese a los niños acercarse a la informática, aunque nunca llegó a salir al mercado.
Más tarde, en la década de los 80, también aparecieron algunos modelos como e GridPad, pero con un final parecido al del Dynabook. El primer tablet lanzado al mercado fue el Microsoft Tablet PC en 2001, por la compañía de Bill Gates, aunque no tuvo el éxito esperado y solo fue comercializado entre un pequeño sector del público. El gran "boom" en los mercados lo ocasionó la empresa Apple en 2010 con el lanzamiento de su iPad. Desde entonces, se ha producido una fiebre mundial y es uno de los aparatos electrónicos más comercializados. El resto de las principales compañías tecnológicas, como Toshiba, Samsung, BlackBerry o HP, se han sumado a la iniciativa y cada una posee también su propio modelo de tablet.
Esta trayectoria histórica de la tablet la podemos asimilar a la del smart phone. Pese a que otras empresas se adelantaron en la idea, no fue hasta que el gigante de la manzana mordida lanzase su modelo para que el mundo entero se encaprichara y agotase los productos en cuestión de horas.
Una de las claves para que este tipo de utensilio haya triunfado a nivel mundial es su comodidad de uso. Permite efectuar la mayoría de las actividades que realizamos con un ordenador convencional o con un portátil, pero con un peso mucho más ligero y unas dimensiones prácticas. Además, al disponer de una pantalla táctil, puedes realizar toda actividad con tus manos, sin necesidad de un ratón ni ningún dispositivo externo. Sobre todo en el sector laboral es donde más partido se le puede sacar. Muchos empresarios y ejecutivos pueden disponer de todo lo necesario para su trabajo en este pequeño aparato, lo que les permite viajar y desplazarse con todo encima. El ocio es el otro gran sector que presenta un gran atractivo al público. Los tablets te permiten la reproducción de archivos de vídeo o audio en cualquier lugar, la navegación por Internet o la utilización de sus distintas aplicaciones. No obstante, también presentan algunas desventajas. La mayoría de las computadoras convencionales presentan mejores prestaciones, ya sea en dimensión de la memoria, procesador o tarjeta gráfica. Son en general bastante restrictivos a la hora de dispositivos de entrada, no disponiendo de entrada DVD o CD, además de USB convencional, aunque algunos nuevos modelos están resolviendo estos problemas. Otro punto negativo son sus altos precios, debido al gran éxito alcanzado en el mercado en poco tiempo.
En general, y esto es sólo una opinión personal, un smart phone te puede ser más práctico, porque además de realizar todas las actividades que te ofrecen los tablets puedes comunicarte por teléfono; y si buscas mejores prestaciones, puede que convenga el buscar un buen ordenador portátil por igual precio o incluso inferior.
Para terminar, voy a hacer una pequeña alusión al tipo de sistema operativo con el que trabajan las tablets. Existen dos tipos de sistemas operativos: los que están basados en un escritorio similar al de un ordenador convencional, como fue el caso del Microsoft Tablet PC, y los Sistemas Operativos Post-PC, similares a los de los smart phone, y también los más populares. El más famoso es sin duda el iOS de Apple, ya que es el más comercializado. Android es el siguiente en la lista, siendo el utilizado por la mayoría de las marcas de serie. Otros a mencionar son Chorme OS de Google, Windows CE o Meego.

3 comentarios:

  1. Y como con la mayoría de cosas, no fue Apple ni por asomo la primera en desarrollarlo o sacarlo al mercado. Pero una "cara bonita" y un buen marketing es lo que engaña a la gente que luego paga dinero de más (Muy de más) por esos productos.
    Aparte de eso... coincido sobremanera con la opinión personal del final. Sí, son muy útiles y prácticos para determinados casos, pero creo que están sobrevalorados.

    ResponderEliminar
  2. Sí. Están muy a la orden del día las polémicas entre Apple y demás marcas por ver quien es la mejor, quien inventó algo primero, etc, etc. A mi me regalaron un iPad y la verdad, están sacando otras tablets como las de Samsung, que yo les veo muchas más prestaciones que a la manzanita. Y es como dice Salva, aún así no se pueden igualar a un ordenador. Es verdad que el iPad me viene bien para llevar los PDFs de clase o consultar cosas en internet, pero sigo necesitando un ordenador para el resto de tareas. En fin, que aún queda un largo camino.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo que no se puede igualar a un ordenador, pero para realizar muchas tareas es suficiente una tableta. En este sentido, las ventas de tabletas se están incrementando considerablemente mientras que las de portátiles, por ejemplo, están bajando.

    Personas que necesiten un ordenador para navegar por internet, oír música, ver vídeos o jugar, seguramente se plantearan comprarse una tableta frente a un portátil. Otra cosa es que ya tengas que hacer uso de paquetes de ofimática, por ejemplo, entonces sí que te decidirás por un PC.

    ResponderEliminar